Los Sacramentos

Los Sacramentos

Información Bautismal

Queridos Padres y Padrinos:

Les damos la cordial bienvenida a la Iglesia de Santa Juliana al celebrar el Bautismo de su hijo(a). Este día será el comienzo de la vida en Cristo para su hijo(a), asi como también de su vida dentro la Iglesia. De igual manera, esperamos que para ustedes, padres y padrinos, ésta sea una oportunidad para la renovación de su propia fe.

  1. Unicamente los padres deben hacer los arreglos necesarios para el bautizo.
  2. El bautizo de un hijo(a) tiene sentido cuando uno o ambos padres practican su fe Católica con regularidad; esto es, asistiendo a la Misa los domingos, rezando y viviendo de acuerdo a los mandamientos. Las clases de preparación que ofrecemos tienen el propósito de motivarlos a reflexionar en su fe en Cristo y en el compromiso con El, que está implícitamente incluído en la decisión de que su su hijo(a) sea bautizado. Las clases se dictarán el viernes anterior al éltimo domingo del mes, a las 7:00 p.m. en la iglesia. (Nota: Las clases en inglés se dictan el éltimo sábado del mes, de 9:30 a 11:30 a.m., en la iglesia). Todos los padres están obligados a asistir a dicha clase. Los padrinos deberían estar presentes también./li>
  3. Los niños pueden ser bautizados sin haber recibido su catecismo hasta el primer grado. Después, de primer grado en adelante, todos los niños deben entrar al programa de catecismo como preparación para el Bautismo y la Primera Comunión.
  4. PLos padres que no estén casados o que no estén casados dentro de la Iglesia Católica, están especialmente llamados a hablar con un sacerdote lo más pronto posible. Por lo que su estado marital afecta su habilidad para practicar plenamente su fe y recibir los sacramentos, ello también afectará su habilidad para dar un buen ejemplo de vida Católica a su hijo(a).
  5. Los padrinos deben ser Católicos que hayan sido bautizados y confirmados y que tengan al menos 16 años de edad. Deben ser Católicos practicantes, que asistan a Misa los domingos y que reciban la Comunión con regularidad. Si están casados, deberán serlo por la Iglesia Católica. Aquellos padrinos que no son miembros de la Parroquia de Santa Juliana, necesitan un "Certificado" de su propia parroquia en el cual se indique que ellos están calificados para servir como padrinos.
  6. Por lo menos deberá haber un padrino o madrina. Normalmente son dos personas, una mujer y un hombre. No debe haber más de dos personas, y sélo un hombre (padrino) y una mujer (madrina).
  7. Los Cristianos no Católicos (excepto Adventistas, Mormones o Testigos de Jehová) pueden ser aceptados como testigos para el Bautismo si hay sélo un padrino/madrina. Dicho testigo debe ser del género opuesto al padrino/madrina Católico. Un Cristiano Ortodoxo puede ser padrino o madrina en tanto uno de los dos, sea el padrino o la madrina, sea Católico.
  8. Nosotros pedimos el certificado de nacimiento para estar seguros de que tenemos toda la información correcta acerca del niño(a) en nuestros archivos.
  9. Si uno de los padres no puede atender ni a la clase ni al Bautismo, nosotros le pedimos a el o ella una carta autorizando el Bautismo de su hijo(a).

La Confirmación

El sacramento de la Confirmación es uno de los tres sacramentos de iniciación cristiana. La misma palabra Confirmación, que significa afirmar o consolidar, nos dice mucho.

En este sacramento se fortalece y se completa la obra del Bautismo. Por este sacramento, el bautizado se fortalece con el don del Espíritu Santo. Se logra un arraigo más profundo a la filiación divina, se une más íntimamente con la Iglesia, fortalecióndose para ser testigo de Jesucristo, de palabra y obra. Por él es capaz de defender su fe y de transmitirla. A partir de la Confirmación nos convertimos en cristianos maduros y podremos llevar una vida cristiana más perfecta, más activa. Es el sacramento de la madurez cristiana y que nos hace capaces de ser testigos de Cristo

El día de Pentecostés " cuando se funda la Iglesia " los apóstoles y discípulos se encontraban reunidos junto a la Virgen. Estaban temerosos, no entendían lo que había pasado "creyendo que todo había sido en balde - se encontraban tristes. De repente, descendió el Espíritu Santo sobre ellos "quedaron transformados - y a partir de ese momento entendieron todo lo que había sucedido, dejaron de tener miedo, se lanzaron a predicar y a bautizar. La Confirmación es "nuestro Pentecostés personal".

El Espíritu Santo está actuando continuamente sobre la Iglesia de modos muy diversos. La Confirmación "al descender el Espíritu Santo sobre nosotros - es una de las formas en que él se hace presente al pueblo de Dios.

El Sacramento de la Confirmación se celebra habitualmente en el noveno grado escolar. Existe una preparación intensiva de dos años de duración, la cual es adicional a la formación espiritual que los jóvenes reciben en esa edad.

Noticias De Confirmación

Les recordamos que tenemos dos años para la preparación a la Confirmación. Es requerido que para confirmarse en nuestra parroquia que el candidato participe en el programa de Confirmación 1 y 2 o sea estudiante de octavo grado en una escuela católica y luego participe en Confirmación 2. Para más información por favor llamar a la Hna. Tere Gallarreta al 833-1278 y/o dirigirse a la sección Pastoral Juvenil de este sitio web

La Reconciliación

La reconciliación es uno de los siete sacramentos instituidos por Cristo y con el cual se obtiene el perdón de los pecados cometidos contra Dios después de haberse bautizado, confesando los pecados y pidiendo perdón ante un sacerdote. A través de este sacramento se obtiene la reconciliación con la Iglesia, a quien también se ha ofendido con el pecado.

Después de la Resurrección estaban reunidos los apóstoles, con las puertas cerradas por miedo, y se les apareció Jesús y les dijo: "La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo los envío. Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: Recibid al Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedaran perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos" (Jn. 20, 21-23). Éste es el momento exacto en que Cristo instituye este sacramento. Cristo, que nos ama inmensamente, en su infinita misericordia le otorga a los apóstoles el poder de perdonar los pecados. Jesús les da el mandato a los apóstoles de continuar la misión para la que fue enviado; el perdonar los pecados..

A este sacramento se le llama sacramento de "conversión", porque responde a la llamada de Cristo a convertirse, de volver al Padre y la lleva a cabo sacramentalmente. Se llama de "penitencia" por el proceso de conversión personal y de arrepentimiento y de reparación que tiene el cristiano. También es una "confesión", porque la persona confiesa sus pecados ante el sacerdote, requisito indispensable para recibir la absolución y el perdón de los pecados graves. El nombre de "reconciliación" se debe a que reconcilia al pecador con el amor del Padre. Él mismo nos habla de la necesidad de la reconciliación. "Ve primero a reconciliarte con tu hermano". (Mt. 5,24).

El sacramento de la reconciliación o Penitencia y la virtud de la penitencia están estrechamente ligados. Para acudir al sacramento es necesaria la virtud de la penitencia que nos lleva a tener ese sincero dolor de corazón.

Este sacramento es uno de los dos sacramentos llamados de "curación" porque sana el Espíritu. Cuando el alma está enferma debido al pecado grave, se necesita el sacramento que le devuelva la salud, para que la cure.


Horarios para reconciliación

Los horarios para el sacramento de la reconciliación:
Jueves 7:15 p.m. -- 7:45 p.m.
Sabado 3:15 p.m. -- 4:15 p.m.; 5:30 -- 5:50 p.m.
Domingo 8:30 -- 8:50 a.m.; 10:00 -- 10:20 a.m.; 1:00 -- 1:20 p.m.; 7:00 -- 7:20 p.m.

La Eucaristía

La eucaristía es el sacramento en el cual bajo las especies de pan y vino, Jesucristo se halla verdadera, real y substancialmente presente, con su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad.

A este sacramento se le denomina de muchas maneras dada su riqueza infinita. La palabra eucaristía quiere decir acción de gracias, es uno de los nombres más antiguos y correcto porque en esta celebración damos gracias al Padre, por medio de su Hijo, Jesucristo, en el Espíritu y recuerda las bendiciones judías que hacen referencia a la creación, la redención y la santificación.
Es el Banquete del Señor porque es la Cena que Cristo celebró con sus apóstoles justo antes de comenzar la pasión.

Asamblea eucarística porque se celebra en la asamblea - reunión - de los fieles.

Santo sacrificio, porque se actualiza el sacrificio de Cristo. Es memorial de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Comunión, porque es la unión íntima con Cristo que nos hace partícipes de su Cuerpo y de su Sangre.

Misa, posee un sentido de misión: llevar a los demás lo que se ha recibido de Dios en el sacramento.

Unción de los Enfermos

El sacramento de la Unción de los Enfermos tiene como fin conferir la gracia especial al cristiano que experimenta las dificultades inherentes al estado de enfermedad y vejez.

Aunque parecería que ante la enfermedad el ser humano se acercaría mucho más a Dios, muchas veces el resultado es lo contrario. Ante la angustia que provoca la enfermedad, el miedo, la fatiga, el dolor, el hombre puede desesperarse e inclusive se puede revelar ante Dios. Muchas veces, el estado físico en que se encuentra el enfermo, lo lleva a no poder hacer la oración necesaria para mantenerse unido al Señor. En otras ocasiones, la enfermedad, cuando se le ha dado un sentido cristiano, lleva a un acercamiento a Dios.

Sabemos que la muerte corporal es natural. Para los que mueren en gracia de Dios es una participación en la muerte de Cristo, lo que trae como consecuencia el poder participar en su resurrección.

Cuidado Pastoral de los Enfermos

Los enfermos son personas muy importantes para nuestra comunidad parroquial. La Eucaristía puede ser llevada por un sacerdote o Ministro de la Eucaristía a aquellas personas quienes están imposibilitadas. A toda persona que está gravemente enferma se le anima a pedir el Sacramento de la Unción de los Enfermos. El recibir la Eucaristía en casa y el Sacramento de la Unción de los Enfermos se deben de coordinar llamando a la oficina parroquial.

El Órden Sacerdotal

El Sacramento del Órden Sacerdotal es el que hace posible que la misión que Cristo le dió a sus Apóstoles siga siendo ejercida en la Iglesia hasta el fin de los tiempos. Es el Sacramento del ministerio apostólico.

Todos los bautizados participan del sacerdocio de Cristo, lo cual los capacita para colaborar en la misión de la Iglesia. Pero los que reciben el Órden quedan configurados de forma especial, quedan marcados con carácter indeleble, que los distinguen de los demás fieles y los capacita para ejercer funciones especiales. Por ello, se dice que el sacerdote tiene el sacerdocio ministerial, que es distinto al sacerdocio real o común de todos los fieles, este sacerdocio lo confiere el Bautismo y la Confirmación. Por el Bautismo nos hacemos partícipes del sacerdocio común de los fieles.

El sacerdote actúa en nombre y con el poder de Jesucristo. Su consagración y misión son una identificación especial con Jesucristo, a quien representa. El sacerdocio ministerial está al servicio del sacerdocio común de los fieles.

Los sacerdotes ejercen los tres poderes de Cristo. Son los encargados de transmitir el mensaje del Evangelio, y de esa manera ejercen el poder de enseñar. Su poder de gobernar lo ejercen dirigiendo, orientando a los fieles a alcanzar la santidad. Así mismo son los encargados de administrar los medios de salvación "los sacramentos" cumpliendo así la misión de santificar.

El Sacramento del Órden consta de diversos grados y por ello se llama Órden. La palabra ordinatio designa al acto sacramental que incorpora al Órden de los obispos, de los presbíteros y de los diáconos, que confiere en don del Espíritu Santo, que les permite ejercer un poder sagrado que sólo viene de Cristo, por medio de su Iglesia. La "ordenación" también es llamada consecratio.

El Sacramento del Matrimonio

LLa unión conyugal tiene su origen en Dios, quien al crear al hombre, lo hizo una persona que necesita abrirse a los demás, con una necesidad de comunicarse y que necesita compañía. Desde el principio de la creación, cuando Dios crea a la primera pareja, la unión entre ambos se convierte en una institución natural, con un vínculo permanente y unidad total. El matrimonio es una sabia institución del Creador para realizar su designio de amor en la humanidad. Por medio de él, los esposos se perfeccionan y crecen mutuamente y colaboran con Dios en la procreación de nuevas vidas.

El matrimonio se define como la alianza por la cual el hombre y la mujer se unen libremente para toda la vida con el fin de ayudarse mutuamente, procrear y educar a los hijos. Esta unión basada en el amor, que implica un consentimiento interior y exterior, estando bendecida por Dios, al ser sacramental hace que el vínculo conyugal sea para toda la vida.

Ya que el matrimonio establece el estado público de vida de la pareja en la Iglesia, es propio y adecuado que su celebración sea pública, dentro de una celebración litúrgica, ante un sacerdote (o testigo autorizado por la Iglesia), los testigos, y la asamblea de los creyentes. .

Le pedimos a toda pareja que se encuentra planeando un matrimonio, favor de coordinarlo con un sacerdote con por lo menos seis meses de anticipación para que las preparaciones adecuadas (incluyendo el Retiro Pre-Matrimonial) puedan ser hechas. Para más información, favor de llamar a la oficina parroquial. .

Pulse Aqui para bajar una copia en inglés de las Normas de Preparación para el Matrimonio de la Parroquia de Santa Juliana.